Publicado por & archivado en Desde Chile.

Fuente: La Tercera

El sábado parte la máxima competición de la categoría. La Rojita quiere contagiarse del buen presente de la selección adulta. Varias jóvenes promesas participarán del torneo, uno de ellos es el arquero Luca Zidane, hijo de la gran estrella de Francia.

Cuando aún no se termina de extinguir la euforia que generó la última Copa América, el país se prepara para recibir otro torneo de gran envergadura. Este sábado arranca la Copa del Mundo Sub 17, que se llevará a cabo hasta el 8 de noviembre en ocho ciudades. Serán 24 selecciones, 52 partidos y 504 jugadores los que darán vida al torneo más importante de la categoría.

Nigeria, Francia, Alemania, Argentina y Brasil asoman como las favoritas para quedarse con el trofeo que se entregará en el estadio Sausalito. Mientras, que Chile, si bien no acapara las preferencias, pretende empaparse del buen momento que vive la selección adulta.

La generación dorada

Los jugadores chilenos poco saben del tercer lugar que consiguió la Rojita en el Mundial de Japón de 1993. Tampoco alcanzaron a ser testigos de la generación que contó con Marcelo Salas e Iván Zamorano como referentes; de hecho, la mayoría del plantel ni siquiera había nacido para Francia 1998.

Por lo mismo, jugadores como Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Claudio Bravo han adquirido un carácter de ídolos y referentes para los jóvenes que disputarán el torneo.

Y la referencia no ha sido azarosa. Desde ambos planteles han tratado de que la relación sea estrecha en beneficio del plantel que dirige Miguel Ponce. La idea es nutrir a los jóvenes con la experiencia de quienes brillaron en el Mundial de Brasil y en la última Copa América. “Los niños les preguntan cosas, tratan de aprender de ellos, y en ese sentido ha sido un lindo feedback. Todo lo que puedan recibir, conversar y convivir con estas sensaciones es demasiado importante para ellos. Es una experiencia positiva”, señaló el DT en La Tercera.

Los dueños de casa, eso sí, no tendrán una primera fase sencilla. En el estreno enfrentarán a Croacia en el Nacional, luego a Nigeria en Viña del Mar y cerrarán la fase de grupos ante Estados Unidos, en la misma ciudad.

Campeones del mañana

Las distintas ediciones de los Mundiales Sub 17 han contado con la presencia de jóvenes promesas que más tarde brillaron y se convirtieron en figuras. La lista no es breve: Ronaldinho, Neymar, Javier Mascherano, Cesc Fábregas, James Rodríguez, Gianluiggi Buffon, Francesco Totti, Toni Kroos, Mario Götze, Eden Hazard y el australiano Harry Kewell debutaron a nivel de selección en uno de estos torneos juveniles

Esta versión también recibirá a jugadores destinados a convertirse en estrellas. Uno de los que más llama la atención es Luca Zidane, hijo del legendario volante de Francia. El arquero de los galos fue clave en el título del Campeonato Europeo Sub 17. que su selección consiguió en Bulgaria. En semifinales, el portero de una de las divisiones inferiores del Real Madrid, contuvo tres penales en la definición frente a Bélgica. “Con toda la modestia, tenemos confianza. Abordaremos esta Copa Mundial como cualquier otro equipo, pero estamos seguros de nosotros mismos”, afirmó el golero en el sitio de la FIFA.

Los franceses también tienen a Odsonne Edouard, peligroso artillero, máximo anotador del campeonato, con ocho goles, tres de ellos en la final ante Alemania. Jugador del PSG, Edouard ha sido tentado por Barcelona, Chelsea y Porto, entre otros grandes de Europa.

Los alemanes, escoltas de aquel campeonato continental, también cuentan con una joven estrella: se trata de Felix Passlack, volante del Borussia Dortmund que tuvo una destacada actuación en el clasificatorio. Además del buen desempeño en la cancha, Passlack es el líder y capitán del equipo y en su país lo comparan con Mario Götze. Al mismo tiempo, aparece en el listado elaborado por el diario inglés The Guardian con los mejores jugadores del planeta nacidos en 1998.

Sudamérica, en tanto, tendrá a Leandro y a Tomás Conechny como principales promesas. El brasileño es el gran proyecto del Scratch para la delantera de la selección mayor, mientras que el argentino anotó cinco goles en el último Sudamericano de la categoría. Por último, Estados Unidos, rival de Chile, también amenaza con su figura. En los norteamericanos destaca Christian Pulisic, hábil mediapunta del Borussia Dortmund, quien ha sido seguido por los principales equipos del Viejo Continente.

Testimonio de un veterano

Así, a cinco días de que arranque, las selecciones participantes ya están en Chile preparando su ansiado estreno y los jóvenes protagonistas saben que el Mundial puede marcar su carrera como futbolista.

Harry Kewell, considerado en 2012 el mejor jugador australiano de la historia, graficó el atractivo de disputar un certamen de esta categoría. “Lo expresaré así: es como cuando eres niño y tomas chocolate por primera vez… Simplemente quieres más. Es tan sencillo como eso”.

Más información AQUÍ