Publicado por & archivado en Desde Chile.

Publicado en: Sernatur

El enoturismo es aquel tipo de turismo que potencia y difunde la riqueza vitivinícola de una determinada zona, se relacionan también el turismo gastronómico, cultural y de la salud-belleza a través de la vinoterapia. Pero lo más importante es que se ofrece una experiencia a los turistas, en la que pueden conocer cada zona vitivinícola a través de la degustación de sus vinos y la visita a bodegas y viñedos.

Considerando la importancia que este tipo de turismo tiene cada día, se realizó en las oficinas de Corfo en Santiago la sesión de constitución del Consejo Directivo del Programa Estratégico de Enoturismo, en el que actores públicos y privados proyectan impulsar el desarrollo y consolidación de la industria de enoturismo en Chile, de calidad, sustentable y competitiva, enfocada en el mercado nacional e internacional, haciéndolo un referente latinoamericano.

En la sesión, representantes de los sectores clave relacionados con el turismo y la industria vitivinícola reflexionaron sobre el vino, la identidad nacional y cómo fortalecer a las regiones de Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins y Maule como destinos de experiencia de vino, gastronomía y tradiciones.

El Director Nacional de SERNATUR, Omar Hernández, sostiene que “como país, tenemos un gran potencial de valor turístico desde la producción y la cultura vitivinícola. El enoturismo es una oportunidad de diversificación, la que se puede trabajar con una oferta sofisticada, integrada al territorio en que se desenvuelve la actividad, lo que genera, por consiguiente, desarrollo económico local”.

Omar Hernández resalta, además, que “el vino llega a 150 países con la marca Chile. Y si esto lo complementamos con naturaleza y cultura, tenemos la base para una oferta turística global”.

Programa de enoturismo sustentable de la zona central

Con el trabajo de esta mesa público-privada se pondrán en valor los recursos patrimoniales, culturales, naturales y de infraestructura de las industrias asociadas en torno a la experiencia del vino, su gastronomía y sus tradiciones, como motor dinamizador de las economías locales. Para lograr lo anterior, se espera duplicar el número de viñas que hacen enoturismo, aumentar en un 40% la cantidad de turistas y duplicar su gasto, de acá al año 2020.

En el consejo directivo participan Corfo, Subsecretaría de Turismo, SERNATUR, la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), Fundación Imagen de Chile, Viña Viu Manent, Viña San Pedro de Tarapacá, Valle de Santa Blanca AG, Movimiento de Viñateros Independientes, Inacap, Club Amantes del Vino y la Corporación por las Cocinas de Chile Pebre.