Publicado por & archivado en Reconocidos.

Publicado en: df.cl

En 2011, Nicolás Orellana y Sebastián Gamboa crearon Welcu, una herramienta online para organizadores de eventos que facilita la gestión en ventas de entradas, inscripciones, control de acceso e incluso el consumo de los invitados o clientes a través de una pulsera a la que se puede cargar dinero por medio de un chip.

“Cuando partimos con Welcu la idea siempre fue hacer una empresa que trascendiera los límites chilenos, nos fuimos a Silicon Valley para volver a Chile con un producto que tuviese sello internacional”, comenta Orellana.

Durante el mismo año y con el objetivo de poder construir un producto en EEUU, rodearse de líderes tecnológicos, conocer mentores y levantar capital, estuvieron ocho meses en Estados Unidos, tiempo en el que cerraron negocios con el CEO de Google, Eric Schmidt, a través de Tomorrow Ventures, el fondo de inversión de la compañía. También consiguieron financiamiento con 500 Startups y Darius Cheung, entre otros.

Orellana señala que han levantado US$ 65 mil para el emprendimiento, de los cuales el 50% pertenece a fondos norteamericanos.

“Los chicos de Groupon Chile nos pusieron en contacto con Tomorow Ventures desde Chile, pero ellos querían ver el compromiso de que estuviésemos en Estados Unidos. Cuando nos fuimos nos dimos cuenta que todos los inversionistas buscaban que estuviésemos allá, porque obviamente si estás invirtiendo en una compañía los primeros meses es cuando se puede hacer el mayor impacto y querían estar presentes en el proceso de creación de la empresa”, explica Orellana.

Foco en Latinoamérica

Tras conversaciones con los inversionistas, en octubre de 2011 los emprendedores decidieron volver a Latinoamérica ya que ambas partes tenían mayor experiencia trabajando en explotar los mercados de la región, más que el de EEUU.

“Cuando tienes una startup lo que menos tienes son recursos, pero lo más importante es el tiempo, entonces lo que hicimos fue tratar de enfocarnos en Latinoamérica y posicionarnos en Chile porque es nuestro principal mercado”, indica el emprendedor.

Aclara que más que abandonar EEUU, lo que han hecho es concentrarse en países donde son más fuertes, que hoy corresponden a Colombia -que representa el 30% de sus ventas- Brasil, Argentina y hace dos meses México. Zonas en las que facturan entre US$ 700 y un millón mensual.

Nuevos inversionistas en Chile

Entre las razones que tuvo Orellana para viajar a Silicon Valley estaba el desafío de levantar capital para su startup, lo que veía imposible hacer en Chile en aquella época. No obstante, advierte que el país ha experimentado un cambio en los últimos años.

“Hoy existen más fondos dispuestos a invertir US$ 100 mil en una compañía, lo que permite que si alguien quiere comenzar con una idea tecnológica va a tener dónde buscar inversionistas”, sostiene.

Dice que hasta hace unos años el dinero en nuestro país se hacía a costa de explotar los recursos a través de negocios tradicionales. Sin embargo, hoy el escenario está cambiando.

“Estoy seguro que el 100% de los inversionistas chilenos que invirtieron en Welcu se ganaron su plata a través de empresas de tecnología y tienen un camino parecido al que estoy haciendo. Es gente que le ve potencial a las empresas de tecnología”, afirma Orellana.