Publicado por & archivado en Historias de Chilenos.

Isabella Valenzano vive en Buenos Aires desde hace 25 años y cuando visitó la ciudad por primera vez se deslumbró por su gente, avenidas y toda la oferta cultural. Decidió volver para estudiar y se quedó para trabajar en lo que más le apasiona: el arte. Su trabajo es altamente reconocido y ha sido distinguida por la Cámara de Diputados y el Honorable Senado de ese país.

¿Cómo surge tu vínculo con el arte?
Desde que era una niña me gustaba el dibujo, la pintura, la danza, los géneros y sus texturas, mi madre es diseñadora de modas y mis abuelos maternos italianos me incentivaron a las artes, mi abuelo era coleccionista de arte y ahí surgió mi amor por la pintura.

¿Por qué te radicaste en Buenos Aires?
Me motivó estudiar diseño en indumentaria y después me perfeccioné en el diseño de trajes de ópera en la Academia del Teatro Colón de la ciudad, profesión que trabajé en conjunto con la pintura. Me di cuenta que se podía crear desde el diseño y la pintura, presentando desfiles de modas y mis lienzos en diferentes espacios, también nace una nueva forma de expresarme a través de la poesía porque ¡todo es arte!

¿Qué cosas te inspiran?
Mi musa está en la naturaleza, los paisajes y sus colores. Las sensaciones le dan vida a mi paleta. Los caballos también son una fuente de inspiración porque son animales muy nobles.

Isabella ha recibo diversos reconocimientos por su trabajo y ha expuesto en los principales centros culturales del país, como en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, en el Honorable Senado de la Nación de Argentina, e Palacio Legislativo, en el Centro Cultural Matta de la Embajada de Chile, entre otros.

¿Qué significan todas las distinciones que has recibido en Argentina?
Significa el reconocimiento al esfuerzo y perseverancia. Las disfruto y me estimulan a seguir creando. Trabajo mucho, como mis ancestros, que se levantaban muy temprano para continuar produciendo.

¿Cómo ha sido tu experiencia al vivir fuera de tu país?
A través de mi arte me he convertido en una embajadora cultural. Para la gente y mis colegas soy la artista chilena, la gente se me acerca y me pregunta por Chile, por su cultura, economía y turismo. Me siento orgullosa de ser una chilena en el exterior.

¿Cuál es tu vinculación con la comunidad de compatriotas?
Participo activamente con el Consulado General de Chile en Buenos Aires, en el marco de las celebraciones de Fiestas Patrias. He realizado muchas obras pictóricas alusivas a Chile, dándome la posibilidad de representar a mi país en diferentes espacios.

¿Qué mensaje enviarías a los chilenos residentes alrededor del mundo?
Les mando un gran abrazo fraterno, que se integren y participen de las diferentes actividades culturales de Chile en el exterior y difundan nuestras raíces a sus familias. Los chilenos somos de una fuerza increíble, nuestro sello es ser trabajadores y solidarios. Los invito a reunirse donde quiera que estén y compartan una receta, un pensamiento, cosas simples, esa esencia les permitirán reencontrarse con sus recuerdos.